viernes, 15 de febrero de 2013

Marco Mengoni - L'essenziale (o cómo funcionan los relojes suizos)


Estoy escribiendo esto desde Blogger. Merece una explicación o un wtf, pero ese no es el caso ahora mismo. El caso es este: he vuelto a escribir. 

Estoy escribiendo esto y no sabéis, no sabéis por qué es tan importante.

Ayer estaba profundamente dormida y me despertó una canción (me dormí con un programa de la Rai puesto) Medio atontada, la escuché con una mezcla de no saber muy bien dónde estaba (efecto-de-cervatillo-alumbrado-con-las-luces-largas-en-carretera-secundaria mode on) y una explosión así por la zona del tórax. No sé si en condiciones normales se produciría ese efecto, pero...

...así de simple, de repente, aparece un chispazo de algo que tiene un sentido, que habla un idioma que entiendes, que tiene toda la lógica. Que te acoge entre cojines de algodón cien por cien y que empieza a recolocar cada cosa en su lugar,  como un engranaje de reloj suizo, clack, clack, clack, así de fácil.

Y ahora se repite en mi cabeza y me deja extrañada, pero algo parecido a feliz. 

Qué bueno sería que durase...


Quién me iba a decir que mi talismán musical sería una canción moña del Festival de San Remo.

Dice, así en traducción literaria libre, sin rimas ni leches, más o menos esto:

Sostienen los héroes "Si el juego se vuelve duro, hay que jugarlo". 
Benditos sean, si confunden las ofensas con el bien.
Nos sucede también a nosotros, hacer la guerra para desear luego la paz.

Y, en mi silencio, anulo cada uno de tus dolores
para apreciar aquello que no supe escoger.

Y, mientras el mundo se cae en pedazos
yo compongo nuevos espacios y deseos que también a ti te pertenecen
(por)que, desde siempre eres para mí
lo esencial.

No aceptaré otro error de cálculo. El amor está en un punto de esconderse detrás de palabras amables 
que pronuncié antes de que se convirtiesen en vacías y estúpidas.

Mientras el mundo se cae a pedazos yo compongo nuevos espacios y deseos que también a ti te pertenecen.
Mientras el mundo se cae a pedazos, (los nuevos espacios y deseos) me alejan de los excesos y de los malos hábitos.

Volveré al origen. Vuelvo a ti, que eres para mí lo esencial.

El amor no sigue lógicas, te corta la respiración y la sed.
Mientras el mundo se cae en pedazos
yo compongo nuevos espacios y deseos que te pertenecen también a ti(esta sería la traducción más directa, pero la otra más literaria me gusta más),
me alejan de los excesos y de los malos hábitos.

Volveré al origen. Vuelvo a ti, que eres para mí lo esencial.


----



(la corto del mismo programa y la cuelgo [Actualización: ¡no! ¡la pongo de youtube!)

Por si a alguien le produce eso también...


*Por cierto, he borrado todo lo que había antes en este blog, salvo las listas...