viernes, 20 de septiembre de 2013

Amor y muerte. Políticas de mercado.

Queda un día.
En realidad podríamos decir que ya está aquí...

Porque lo de hoy es un placer.
Amor y muerte.

Vamos a si esto me deja escribir desde el móvil sin desarmar nada...
Um. No veo lo que escribo.

Definitivamente será un milagro si consigo acabar esta cuenta atrás. Ayer, como una ola, la espiral maligna de la memecracia contagiosa (en adelante LEMDLMC) nos llevó a todas por delante. Dolor de todo, delirios de que todo ha acabado y mocos, muchos mocos.

Ay.

Sí que sería un placer hoy con un ejército de kleenex.

Para ser justos, las dos caras de la medalla:









 Mi pulso no es el que era.
Disfruta.

......

De algún modo, ya me estoy quitando esa sensación del miedo a escribir. En este espacio, que es simplemente una prolongación de mi libreta, tengo la sensación de que no me lee nadie (y es lo que realmente ocurre XD ya que sólo E. y A. saben que está activo), y puedo organizar ideas sin preocuparme de nada más.

Ahora falta saber si sería capaz de dar el siguiente paso.

(pero eso ya será cuando se haya acabado el mundo conocido, cuando tú me digas aquello que me vas a decir, y todo el mundo se diga aquello que se quiere decir. Y luego vendrá el cataclismo. Y mientras yo permaneceré callada. Y entonces, entonces yo escribiré sin parar algo que nadie leerá)