sábado, 21 de septiembre de 2013

Llega... (Canciones que no dejaron de sonar...)





Lo de hoy va camino de ser un acto de rebeldía en toda regla (en adelante, hacer un Bale, anteriormente conocido como hacer un Modric)

Quien te ha visto y quien te ve...



Se te nota...


Creo que ya sé lo que es. No tienen que tener un cv y (aunque obviamente me gustaría que fuesen de determinada clase social más que de otra, lastimosamente no suele darse el caso...)
Mi cv es la personalidad. No soporto que no tenga ideas propias, que sea un ser influenciable (en el sentido negativo del término). Sí, la no-personalidad me echa para atrás como estar en el tercer perímetro de una bomba nuclear. Me aburre y me pone existencialista.

(Risas enlatadas)

Cállate.

(pondría aquí el famoso poema de Oliverio Girondo aquel que decía que no soportaba que no sepan volar, sino lo hubiesen trillado un montón de niñatas insulsas...)

Me ha costado, pero hoy lo sé.

(Puedes ser perfectamente una de las personas que más me ha despreciado.
Y una de las más previsibles.
Cuando vuelvas a anunciarme tu desprecio, no te quejes si yo estoy ya lejos, si no estoy ahí para escucharte.
Si me echas de menos.
Si te das cuenta de lo que has perdido.
-Aunque dudo hasta de que seas capaz de eso.-
A todo cerdo le llega su San Martín.
Crees que ha llegado para mí.
-Pero qué equivocada estás-
Me negarás tres veces.
Tarde, todo tarde.
Arde. Todo arde.
Quedaos con todo eso.
Las mentiras. Los secretos. Los vacíos. El desprecio.
El dolor.
He jugado a vuestro juego.
Pero ya me voy.
A vivir una vida con otras prioridades.
El fin del mundo es hermoso.)


Sea como fuere, la cuenta atrás ha terminado.




Que os den al fin (del mundo)