martes, 15 de octubre de 2013

7. La distancia adecuada.


Todo un clásico.

Saber quien eres tú.
Saber por donde irás...
Droga dura.

...

Encontrar la distancia adecuada. Ser un monstruo sin corazón, no sentir nada. Sentirlo todo e irse a tomar por el orto. Dar boleto, que te den boleto. Dar cancha. Comprar boletos hacia lugares inhóspitos (y luego no ir). Rolas que se repiten alterando el significado. 

Tenerlo todo controlado, para que no haya un hueco para el pánico. Para sentir que no sientes algo, que no te afecta.

Coger un metro. Tomar medidas. Meter la estantería calculando la distancia adecuada. Sentarme en las escaleras porque no tengo sillas. Sentir el silencio, sentir cómo duele el silencio.

Abortar la misión.

No encontrar la distancia adecuada.

Coger un metro o no cogerlo. Shakespeare, he ahí la cuestión.