viernes, 10 de enero de 2014

Rituales: Najwa Nimri. Varry Brava. Autómatas. Dorian.






Llevo demasiados días sin dormir nada. A veces estoy así. Y es desesperante porque me descoloca todo, y, durante el día, no puedo hacer más que andar medio zombi. Entro en un bucle. Mi cabeza va demasiado rápido y no para ni un momento, e intento dormir y sigue. Y tomo miles de infusiones y un montón de pastillas rosas, pero sólo consigo estar aún más atontada y volverme nihilista.

 

Y en esos momentos es cuando apreciaría tener un interruptor que, momentáneamente, me permita dejar de pensar.

La vida está llena de rituales, de los que es difícil alejarse. Escribir en libretas a todas horas, desayunar café, llevar el bonobús en el bolsillo. Comer hasta caer con Andrews, fumar en el despacho de Leo a escondidas. 

Anotarlo todo, entrar en bloqueo por no poder anotarlo todo. 

Buscar el orden en el caos. Pensarlo todo. Conectarlo todo.

Ser creativo, dicen, es lo más. Pero estoy segura de que la mayoría de las personas que lo son de verdad viven en un ahogo constante, una necesidad de que el mundo se pare por un momento, de que no exista nada que pueda conectarse con una idea.

De que el más absoluto vacío reine por un momento. Que el mundo, egoístamente, no tenga nada que decirte. 

Y disfrutar de un café en una plaza sin recibir más información.

Hazlo así. Pónmelo fácil. Di que sí.

jueves, 9 de enero de 2014

31. Pimpinela Punk. (una relación moderna)


---

J. Lugar de encuentro. Más puntual que yo (as usual). Me ve a lo lejos y se ríe. Comenta algo. Se vuelve a reír.

J: Casi te pillan.
Yo: Me jugaría la vida por ti mil veces.

Nos abrazamos y le susurro: Sabes que es mentira.

La vida para y, en paralelo, hacemos el idiota.

Te conozco. Te conozco ya, porque no para de hablar de ti. lo suyo es amor. Dice T.
Yo sonrío. Veo una felicidad en sus ojos, sus ojos así perdidos de "atiende a mi volaera".

Vuelvo a casa. Me cambia la cara. 
Porque J. llega a mí misma mucho antes que yo.

Y le cuente el Pimpinela que le cuente, hay algo en sus ojos así perdidos que hacen que algo dentro de mí, no cambie nunca.

Esa parte que nunca debe cambiar.

J y yo, qué mas da lo que pase...
Tomamos cualquier cosa,
y viajamos en alfombras
y todo parece distinto,
siempre es otro sitio.

(...)

J y yo también podemos saltar, podemos crecer,
porque J y yo sabemos lo que hay que hacer.

J y yo sólo somos enfermos,
pero es que nunca tuve una enfermedad más dulce.
así que por ahora seguiremos.

(...)


Esto lo escribí la última vez que vi a J., en octubre. Pero me pareció una mariconada de aúpa. Siento repetir la canción de Los Planetas que puse hace poco, pero la ocasión lo requiere...

---

Y con esto, se acabó el Programa de Mano hasta nueva orden.

miércoles, 8 de enero de 2014

30. Homenaje a los vencidos.

La realidad que veo no es la que era. Y no me refiero a nada filosófico. Me refiero a cómo me muevo en entornos en los que, lo que veo, es la pantomima que quieren que me (¿nos?) sea mostrada. Nada más. No me refiero a niveles de sociedad ni a nada. Me refiero a algo más palpable.

Nadie sabe lo que pasa pero todos lo intuyen.

Pienso esto mientras saco un brazo por la ventana para fumar. C. duerme en mi cuarto plácidamente. E. me habla de campos de batalla. M. está en la U.C.I. Nadie sabe nada, por supuesto, porque la realidad que ven de mí, (por supuesto) no es tampoco la que es. 

Si vamos a jugar a eso, juguemos.

Todos dicen que M. muere joven pero que lo ha vivido todo. Hablamos hace poco. Prometí escribirle y no lo hice.

M. nunca jugó a las apariencias.

El peso de la realidad me supera. Tal vez por ello sea lo más fácil rendirse y jugar.

C. duerme plácidamente en mi cama. E. hace saldo de los vencidos. Tú no estás, parece que quiere decirme. M me dijo: la ciudad, aquí está, para ti. 

Y tuvo razón.

Me gustaría envolverlos a los tres con celofán, aprisionarlos contra mi vientre y decirles que son algo auténtico para mí en medio de este juego.

Pero lo intuyen, así que me quedo callada, me enciendo otro cigarro y saco un brazo por la ventana.

Yo no estoy.

La vida suena en este lugar...





A veces me despierto sin querer,
puedo verte cuando no me ves
dormida a mi lado.

Y me apoyo en tu corazón
y te canto en una canción
lo que nunca te digo.

Si pudiera abrazarte tan fuerte
y consiguiera quedarme dentro para siempre,
moriría por ti,
moriría por ti como mueren los valientes.

A veces me quiero despertar,
necesito oírte respirar
para sentirme vivo.

Y hago surcos por el edredón
como un rompehielos que va
escribiendo en el Ártico.

Si pudiera explicarte todos mis silencios,
sólo son laberintos en los que te pierdo,
viviría por ti,
viviría por ti como viven los valientes.


(17.10.2013)

---

Pensamiento posterior. Eran 3. Y decían que eran unos piezas. Fueron cayendo uno tras otro. Pero a mí me enseñaron prácticamente todo lo que merece la pena. Cuando escribí esto, aún no había caído la última. El de en medio está para el arrastre.

¿ves lo que ocurre por vivir al límite? ¿quieres morir tú joven también?

Yo tengo pánico a la muerte. Pero sé que, si unos segundos antes de dejar el Mundo Real® les hubiesen preguntado, seguro que no se arrepentirían de nada.

Por tener huevos para vivirlo todo. Por no hacerle caso al miedo. Por exprimir la vida. 

Mientras van cayendo uno a uno, Corder sigue durmiendo plácidamente en mi cama. Y Espe me sigue hablando de campos de batalla. Otros han venido, para quedarse. Yo ya no juego a las apariencias. El peso de la realidad no me supera, y no me rindo, pero mi juego es otro. 

El de intentar vivir con mayúsculas, el de intentar no tener miedo.

Es el mejor homenaje a los vencidos y más aún a los que siguen, a pesar de la vida, a mi lado.

martes, 7 de enero de 2014

29. Por tu bien.



Por tu bien.
Es por tu bien, le dijeron al niño antes de llevarlo al internado.
Por tu bien se aprobó la Ley Seca, que dio la época de máximo esplendor a la mafia, y dejó más asesinatos y muertes por alcohol adulterado que lo que hubiese causado el propio alcohol.
Por tu bien Irak empezó a ser dirigido por los Estados Unidos de América y por tu bien hay una enmienda que te dice que puedes/debes tener armas.
Por su bien le arrancaron la pierna al soldado y por mi bien tiró mi madre las libretas de mis primeros años, las primeras cartas de amor y

y por mi bien se llevaron la Vespa de mi padre al desguace.

Por mi bien me fui a Benidorm y por mi bien me fui de Benidorm. ¡Por mi bien me expulsaron del instituto! ¡Por mi bien me hicieron repetir en el cole, ya que no era conveniente que estuviera con niños que tenían dos años más que yo! Por mi bien volví a repetir por causas ajenas a mi rendimiento académico años después.
Por tu bien te cortaron el pelo cuando dormías. Por su bien le arrancaron a mi amiga el pendiente de la nariz, y aún tiene la cicatriz del tirón. Por su bien, le metió la primera hostia su padre. Y las que vinieron después.
Por tu bien tuviste que perder un año con una sola asignatura en la que te habían puesto un 4,9

¿recuerdas que por tu bien estás preparando unas oposiciones y por tu bien te metiste en esa carrera que tantas salidas iba a tener?

Por tu bien te han reducido el horario laboral, por su bien sustituyeron al entrenador y por nuestro bien, varios reyes se exiliaron mientras los ciudadanos de su país morían.
Por tu bien te confiesas y por tu bien es recomendable no decirle a ese gilipollas que es gilipollas. 

¡Por nuestro bien están haciendo recortes presupuestarios!

Por tu bien se acaban las relaciones, una excusa tan mala como cualquier otra para poder ganar el campeonato de las pollas grandes, el de tengo más orgullo que tú.
Nunca se hizo nada por el bien de otro, cuando se toman decisiones por tu bien, están asumiendo el poder de decidir por ti cual es tu mejor opción.
Y la idea de mejor opción “por-tu-bien”, rara vez suele coincidir con la de uno mismo…

Pero no te preocupes. Yo estoy escribiendo esto por tu bien.

(29.12.2011)

lunes, 6 de enero de 2014

28. Mi mystique determinado.


Chá - Me siento un futbolista agraciado con un gran don que perdió la ilusión por ganar el Balón de Oro cuando ascendió al primer equipo. (fumo) Como si pegarle patadas a un balón se hubiese convertido simplemente en eso, y no en una forma de canalizar el caos y las emociones que tenemos dentro, como si ya no fuese una forma de vivir y sentir que tiene un sentido hacerlo.

Joss - (fuma) Ah, es que hay un mystique determinado sobre ti…

(pincha aquí para verlo completo) Un Mystique determinado - C. Congost+Astrud, 2003 

Mi mystique determinado.

Todo es tan real y tan aburrido. Sé lo que esperan de mí. Y yo tendré que decepcionarles porque hay un mystique determinado sobre mí y pienso que estará aquí por absolutamente un tiempo largo….


…largo.”

Un mystique determinado, sobre mí. Dentro de mí. Una forma de digerir o soportar la realidad, de entenderla. 

Simple y sencilla, consistente en generar y rodearme de esa sensación de… que la visceralidad es el único sistema válido y natural. Lejos de superficialidades y contenedores encasillando el sistema al que debe guiarse el individuo, un sistema de falsedad y en el que las prioridades son asépticas. 

Una mystique que no funciona con la anulación del instinto, del valor. 

La libertad, generando unas órbitas que se expanden y crean un microcosmos en el que sí es posible que la realidad tenga un sentido. 

Me pregunto si es pedir mucho, si es demasiado descarado.

Desear la resurrección.

(27.12.2012)

---

Pensamiento posterior 1. Dante cogió un día sus poemas de cuando era un zagal y los revisitó en la Vita Nuova. El otro día, me di cuenta de que yo andaba haciendo lo mismo (bueno, salvando las distancias) Es la solución más efectista para darse cuenta de dónde estás y hacia dónde creías que ibas y hacia dónde vas.

Y, a veces, lo mal que escribías. XD


Pensamiento posterior 2. Esto lo escribí hace más de un año. Lo publiqué y luego lo borré.

Hoy lo he vuelto a leer. Y, no sé si será un espejismo, pero siento verdaderamente que he resucitado.

Y es que había una mystique determinado sobre mí....


domingo, 5 de enero de 2014

27. Amigos raros. Costumbres raras. Música rara. Libros raros. Palabras raras. Amor raro. (II) - Finales alternativos.


Si el amor no consigue lo que ha conseguido el miedo, no esperes que sonría. (Nudo Zurdo, Prometo hacerte daño.)


Si se empieza con el miedo y el odio como premisa mayor, hay que ir hasta la conclusión. (Aldous Huxley, Puertas de la Percepción.)

Y nos desvanecimos compartiendo el vacío. Y nadie vino a rescatarnos, y nos pudo el temblor. (...), se nos llevó a ti y a mí donde nace el horror. (Dorian, El Temblor) 



Pensamiento 5. 

[Ella- Y desapareciste sin dar explicación. Y yo me quedé gritando al cielo.]

Yo - Prometo hacerte daño.

Ella - Lo tiré todo. Lo rompí todo. Lo regalé todo.

Yo - Pero yo no.

(Hace un gesto para que no se lo enseñe. Hace otro gesto como de promesa de que me va a rascar la espalda.)

Yo - ¿por qué haces esto?

Ella - Porque te gustaba.

Yo - No me acuerdo.

---

Yo - ¿quieres uno?

Ella - No, llevo cinco años sin fumar.

Yo - ¿y conmigo no fumabas?

Ella - "Ahí" aún fumaba.

---

Yo - ¿por qué me miras así?

Ella - Porque así hablábamos.

Cedo.

Yo - Ya me acuerdo.

---

Yo - Vete.

Ella - No.

Yo - Que te vayas.

Ella - Que no.

Yo - Pues me voy yo.

Ella - Mírame.

Miro. Llora. Lloro.

Ella - Te quise más que a nadie.

Yo - Bueno pero pues claro.

Ella - Chá, eres una zorra.

Yo - Pero una zorra adorable.

---

Yo - Es por las estúpidas paredes, que no me dejan avanzar.

Ella - Es tan fácil entenderte cuando suena una canción. Algo hay en el centro de tu triste corazón.

Yo - No recuerdo lo que te hice. Pero lo siento.

Ella - Igual no sé lo que te hice, pero lo siento.

Yo - Tienes más tonterías que un mueble bar.

Ella - Eres más complicada que armar un mueble de Ikea.


Agradezco tanto mi normalidad que no me importa saber que lo tirará todo, y lo regalará todo antes de volver a pasar una tarde más conmigo. Y yo correré hasta que tenga las piernas entumecidas, hasta llegar más lejos que mi pasado. Hasta atravesar esas estúpidas paredes. 

Pero ahora está tocando en mi salón y me ha jurado por lo más grande que no seremos Pete Townshend.

Todos contra el fuego. 

Siento que me ahogo por algo que no puedo especificar. Porque no entiendo nada. Porque asisto a un principio y a un final. 

El mío.

Dicen que tú y yo seremos gente normal.

Y no, no quiero terminarlo así, 
como hice tantas veces antes. 


Cuando estalle el temblor.




Pensamiento 6. 

Paseamos a L. por la ciudad en invierno. 

Ella no es muy normal, pero es lo más real del mundo.

Mi mundo. Mi realidad.

En mi habitación, hay un cielo abierto en cada esquina.

Un murmullo hambriento de palabras raras.

Cuando siento que se pierde. Busco alrededor. (y siempre la encuentro)

Cuántas noches esperé que regresara...

De donde nadie vuelve, yo te vi regresar.

Nada nos derribará cuando estalle el temblor.

-----


[p.d. No quiero herir susceptibilidades, pero llevo bastante tiempo debatiéndome entre si escribir esto o no porque no me apetece tener que justificarme. Lo escribo porque me lo debo, porque quiero cerrar círculos y porque este es el estilo de escritura en el que me siento más cómoda. He intentado hacerlo con el mayor respeto posible. Cada cual puede sacar las conclusiones que le dé la "real" gana, pero que no venga a acusarme de verosimilitudes y ficciones. O, si lo hace, que deje de leer algo que no sean libros de instrucciones. Pero si aún así alguien quiere venir a apedrearme, que lo haga. Lo recibiré con una buena taza de té, mate o café, según el gusto del consumidor y el límite de mis fuerzas.]

Sí, me apasionan las historias de amor. Esas donde siempre alguien muere. 

Y, ¿qué me importa quedar bien cuando ni siquiera lo estoy?
Qué porquería gustarte, algún día me vas a odiar.

¡Inventemos la pólvora! y...

Bum! Bum! Final!






sábado, 4 de enero de 2014

26. Amigos raros. Costumbres raras. Música rara. Libros raros. Palabras raras. Amor raro. (I)



Yo no necesito hablar para expresar una emoción. Me basta sólo con mirar...

NOCTURNO

De pie,
junto a la ventana,

mirando 
la noche
a la luz
de la luna,

te recortabas
como la costa
del único país
del que no me iría
nunca.


(Karmelo, as usual)


Pensamiento 1: 

Yo - No quiero eso nunca en mi vida. ¡Nunca!. Mira, yo no soy normal. Y no puedo con una vida normal ni con gente normal más de un rato. Es que no puedo. No entiendo nada. Me ahogo...

Ella - Es cierto. Tú no eres normal. (hace un gesto para que me meta en la cama y no me exalte. Hace otro gesto como de promesa de que me va a rascar la espalda. Cedo.)

Yo - Bueno, pues nunca esa vida normal. (junto mucho mi cabeza a su cabeza y tapo el espacio que queda alrededor con las dos manos. Nos quedamos así un rato.)

Ella - Por el derecho a una vida rara.

Yo- Pues sí, qué pasa. Es justo eso.

Ella - ¡Todos contra la normalidad! ¡Todos contra el fuego! (se pone de pie sobre el colchón)

Yo - ¡Y amigos raros, costumbres raras y amor raro! (grito mientras salto)

Ella - ¡Amor raro!


Y así rompimos la cama. Y de ningún otro modo.

Luego le echamos las culpas al teutón.



Pensamiento 2: 

Dicen que tú y yo seremos gente normal igual que ellos.

Dicen que tú y yo seremos gente normal.

Sólo gente normal.

Lo que digan por ahí puede hacerte daño pueder herirte el corazón
clavarse como un dardo. Y nadie te preguntará por la verdad.



Pensamiento 3. 

Ella está mirando por nuestra ventana. Y me pregunta por la verdad. Por nuestra Verdad, mientras fuma como dedicándoselo al asfalto. Y yo me abstraigo y miro a través de las paredes y me salgo de su vida y de la mía y lo miro todo desde lejos. 

Bueno, no es muy normal, pero es Real.

Todo lo real del mundo.

Mi mundo que es mi realidad.

Me acerco y la miro a los ojos. Nos quedamos así un rato. Nos gusta mirarnos a los ojos y ya está. Es el único modo de entender las cosas sin filtro alguno, sin miedo, sin caer en lo políticamente correcto.

Y entonces entiendo lo que nos está pasando.

El muro de contención no puede ya con tanto.

Nos abrazamos, deseando con todas nuestras fuerzas que el tiempo no avance más. 

Sabiendo lo que nos espera.

Gente normal. Mucha gente normal.

Y eso será lo mejor de todo lo que nos pase. Pero claro, en ese momento no imaginábamos que íbamos a acabar siendo los Who y rompiendo guitarras contra el suelo después de cada actuación.

Nuestro "amor raro" resultó ser un Pete Townshend contra el mundo.


Y yo me abstraigo y miro a través de estas estúpidas paredes. Y me salgo de su vida. Y de la mía. Y lo miro todo desde lejos.  Y será normal. (Y será real)

Sé que a veces tengo la sensación de que no va a cambiar, que sólo puede ir a peor...

Pensamiento 4. 

Algo hay en el centro de tu triste corazón, 
cuando duermes, en silencio, puedo oírlo. 
Es tan fácil entenderlo, suena una canción, 
un refugio en el invierno más vacío. 

Y no, no quiero terminarlo así, 
como hice tantas veces antes. 
Son estas estúpidas paredes 
que no me dejan avanzar. 

Hay un cielo abierto en cada esquina de esta habitación, 
un murmullo hambriento de palabras raras. 
Cuando siento que se pierde, busco alrededor. 
Cuántas noches esperé que regresara...

Y no. No quiero terminarlo así, 
como hice tantas veces antes. 
Son estas estúpidas paredes 
que no me dejan avanzar. 

Y no. No quiero terminarlo así, 
como hice tantas veces antes. 
Son estas estúpidas paredes.
Estas estúpidas paredes.



viernes, 3 de enero de 2014

25. Las chicas en bikini.

Esperar.
Esperar un final.
Esperar un final bueno.
Cansarse de volar contra el viento y
de volar para nada...

(Desesperar.)


Las chicas en bikini, los cuerpos en la playa, sus pieles que se queman, gaviotas que se marchan...

---

(esto lo tenía en la libreta)


jueves, 2 de enero de 2014

24. Animal de corral.


Pensamiento 1. "Han sido tantos los errores acumulados, que podría hacerme un collar, un collar de perlas, de grandes perlas premiadas. Una vez más me engañé por querer pasar por animal de corral y un animal es lo que soy, un animal, con un enorme collar de perlas acumuladas. Estas son mis perlas ! Mi collar de perlas ! 

Adiós dosmiltrece, vete, huye, muere, desaparece, no voy a echarte de menos. Llévate tus dosmiltrece perlas y que ardan. Yo mientras voy a ir cogiendo fuerzas para el próximo año que entra. Dosmilcatorce confió en ti.'







Vale, no es de mucha calidad...
Pensamiento 2. Esto escribe ella. Supongo que siempre que haya escuchado esa canción, habrá sentido lo mismo, o algo muy parecido a lo que siento yo cuando la oigo. 

Ella fue la sorpresa. El Bonus Track. El Top Eleven. La gran perla premiada. El mejor error.

Ella fue la razón por la cual no me fui a la mierda. 

Y aún, cada día, me recuerda que soy un animal.

A otro perro con ese corral.

- Chá, ¿te puedo hacer una pregunta? ¿a ti cual es el porno que te gusta?
- Pues... el porno gay.
- Dioooooossss, llevo toda mi vida esperando a que alguien me conteste eso! Ya está, ya para siempre. 

Y empezamos a golpearnos el pecho.

Es como lo de este es el principio de una gran amistad, pero a lo burro.

A lo animal. Por supuesto.

Sentí el viento en la cara. Te encontré. Como un maldito animal.





Aprovecho pa' decir que qué buena está la Najwa. Feliz Año.

Iba a poner cualquiera de nuestros audios pero todos y cada uno me ha parecido que podían hundirnos la vida. XD

miércoles, 1 de enero de 2014

23. Palabras terminadas en -ble. (II) Cholo. La jaca de Neutrex ataca de nuevo. Homenajes a los huevos tuyos.

Pensamiento 4. Jacek me dijo que los polacos creen que, cada uno de los doce primeros días del año se corresponden con un mes. Según los pases, así pasarás tu año.

Pensamiento 5. 


Hola, qué tal. Soy yo. La persona que soy hoy (y seré, según la tradición polaca, durante todo enero), esta-nueva-yo que se está gestando ahora, curiosamente coincidiendo con el inicio de un nuevo año (pero no hecho adrede), y, que es la misma que ayer, pero no. Vale por lo que soy hoy pero también por lo que fui y también -soy consciente- me acordaré de ella cuando tenga diez años más. 

Y espero acordarme de ella para bien, sentirme llena de orgullo y satisfacción y no protagonizar el cuento de la Navidad y que venga la jaca de Neutrex a decirme: Vamos a visitar a tu "yo" del pasado, venga, no hay huevos. Y ahora a tu "yo" del futuro. ¿cómo te has quedao, eh? Con el culo torcío, ¿verdad? Mira, mira, pero qué hija de perra ¿eh? Maldita zorra, mira lo que ha hecho tu sucio presente con tu sucio futuro.

Pues no, no es plan.

Pensamiento 5.

Al mirarme, mira a la persona que fui, pero desde lo que soy hoy, o, como diría Iván, mira a la desconocida que conociste... Si estoy aquí, debe ser porque te parece un hecho indispensable, necesario, intenso, útil, transgresor... lo que sea.

Pero por lo que sea hoy.

Pero no olvides lo que fui.

Eso no, tú no.

Porque no será muy diferente de lo que soy hoy, espero. Deseo. Quiero pensar.
Pero, al mismo tiempo, será todo lo contrario.

Cómo me gusta joderte la vida y desdecirme.

Cuando mires a la desconocida que conociste, esfuérzate por conocer lo que es hoy. Si es lo que quieres. Si no te sale a cuenta, no lo hagas, pero ten presente que soy la persona que soy,

...pero estoy unida a la persona que fui. 

La persona que fuimos está aquí ahora, junto a la persona que somos. 

Y es una suerte, en realidad.

Yo soy la persona que soy. Pero estoy unida a la persona que fui. Tiempo y espacio no acaban de existir proyectados que manera tradicional, existen en un todo. Esa es la gracia (y si mirásemos las cosas así nos iría mejor)

Todo esto que estoy diciendo es una verdadera mierda y puedes borrarla automáticamente de tu mente.

Yo venía a decir...

Que la persona que somos está aquí ahora. No olvida sus orígenes. Ni ante quien está hablando. Me gusta imaginar la cuerda que me une a ti como la que une a los escaladores. Tal vez uno vaya por un lado más alejado de las rocas, o tal vez vayan por la misma roca. Pero saben que pueden confiar el uno en el otro, que no les queda otro remedio porque en última instancia están unidos por una cuerda, para bien o para mal. 

Pues en una de las puntas de la cuerda estás tú y en el otro pico estoy yo. Y supongo que eso no es malo. Es sólo el seguro, el impulso ideal para llegar a lo desconocido.

Un poco más, una piedra más.

Escalando hacia lo nuevo, la persona que soy no olvida lo que fui. Pero intenta subir con todas sus fuerzas hacia lo que hoy hay en la cima. 

Pensamiento 6. Pues así pienso hoy y así me gustaría pensar siempre. Y, sea como fuere, el 2013, raro como el solo, malo quizás, pero bueno al final, se fue, y esto que empieza es un nuevo año, una oportunidad para inicios, que no sé qué me depararán, pero, pase lo que pase, los que están al otro lado de la cuerda me hacen estar tranquila, deseando empezar a escalar y no parar, en ningún momento, por ningún miedo. No quiero estar paralizada nunca más, en algún punto intermedio entre dos rocas. Ese es mi único propósito de Año Nuevo.

Estoy tranquila escalando hacia lo mejor de mí con la mejor compañía.

Como internet acabará en breve (creo que ya lo comenté) aprovecho para despedirme hasta nueva orden. (esto será en plan Cholo, sólo puedo mirar hasta el próximo partido, o sea, hacia el día en el que estoy, y en ese día no sé si tendré internet, pero seguramente no). 

Espero que alguien me espere y se meta de vez en cuando en el blog esperando algo más. Una nueva entrada. Nuevas palabras. A ese alguien anónimo o no gracias, gracias por leerme (desde un navegador optimizado) xd  Para mí, aunque diga que no para no crearme presión, es importante saber que escribo para alguien, que alguien me lee y lo que digo le llega.

Pensamiento 7. Cosas irónicas de la vida. Yo estoy (o estaba) preparando un homenaje a una amistad que fue muy grande pero que se acabó. Hoy he recibido noticias de esa persona, que ha decidido putearme, así, por gusto, GRATUITAMENTE, paRA empezar el año. Estamos hablando de una persona de la que hacía años que no sabía nada. Y sí, resulta irónico. Yo pensando en homenajes y esa persona poniéndose como propósito de nuevo año empezar jodiendo un poco. Espero que el tiempo te ponga en tu lugar, que, sea cual sea, será lejos del mío.


Pensamiento 8. Y, bueno, no he dicho nada porque pensaba escribir algo de esto pero, al final creo que no. Estos días han sido duros porque ha muerto una persona a la que quería mucho. Y de una manera que creo que nadie desearía para su final. Es triste no poder despedirse de las personas que te importan cuando ya no las vas a ver más. Mi manera será asegurarle que recogeré su legado. Y darle las gracias.


Pensamiento 9 (y último). Esta entrada y la anterior van dedicadas a la persona que somos y a la que fuimos.


Demolish Serious Culture este año.